Paralelo

Cuando me vayas a echar,

échame de tu vida,

no de menos.

No existe más imposible

que el de quien no intenta soñar.

Rozar bien cerca tu vuelo fue más,

quizá,

de lo que desearía en consuelo.

Esto fue tan irracional como un silencio,

tan fuera de control,

tan miedo.

Un quiero y no puedo,

un “te miro”, de lejos,

te veo.

Extraños deseos incontrolables.

¿Qué buscabas en este caos artificial,

en los besos que no diste,

en la contrarreloj que nos empuja?

Tal vez, el tren que pasa una vez

y dejas pasar de largo,

aprender a perder la potencia

de un te quiero.

Desdecir a la razón en

parpadeos y sonrisas.

Al final,

seguir un camino cortante

para verte de nuevo,

nunca en paralelo.

Cuando sea que espero.

Almas cansadas.

Nada más alejado de la realidad,

fuera de lo que pudo ser y será.

¿Quién nos puso en el camino?

No puede el tiempo parar.

No hay más sonrisas que te inunden

ni más secretos que contar.

No hay ni un susurro en el viento

que grite para recordar.

Olvida la mañana lo que es tú,

despertar.

Olvida el tiempo que existes,

aún,

en este mundo voraz.

Prométeme una lucha,

prométeme soñar.

Volver a ser, por ti,

abuela mía,

por ti,

la cría

a quien  protegías del miedo,

para tú ser,

de nuevo.

Aprendamos a ser.

Nunca olvides quien eres, aunque quieran hacerte olvidar, aunque te hagan sentir mal. Si te gusta correr, corre no huyas, si te gusta gritar, grita no regañes.
No vivamos de rencores por sostener relaciones, no echemos en cara, aprendamos a querernos y a compartir una opinión sin atacar, echemos de menos lo justo, no desvelemos demasiados secretos que nos puedan destruir, porque llegará el día… Como teoría esta muy bien pero a la hora de sentir, de querer, de vivir, apremian las corazonadas, lo visceral es lo que nos mueve. Por tanto, aprende todo aquello que hará mejor tu vida mientras las aguas están en calma para que cuando llegue la tormenta todo tu ser sepa como actuar, y cuando pase, haz recuento de daños y vuelve a empezar.
Hacerse mayor es duro, aunque nadie lo diga, cuando empezamos a crecer nos damos cuenta solos y sabemos que lo peor-mejor siempre esta por llegar. Vivamos felices, enamorados de lo que no se va, de lo que nos llenará la vida, agradeciendo lo que tenemos. Pidamos todo lo que deseamos en esta vida, sin desesperar.
Lucha por y para ti, y si tu felicidad depende de alguien, que sea de ti. Somos volátiles, venimos, vamos y no sabemos cuando ni si volveremos a ser y no podemos culpar a los de nuestro alrededor de que no quieran seguir a nuestro lado o no puedan.

Si así lo desea.

Fina, suave y tierna
Se cierne bajo mis pies,
Esta tarde, la arena.

Entra, sin quererlo
-Y quisquillosa-
La tierra en mi boca.
Pronto se desace en mi sonrisa.

El azul se mece
En mi mirada, en la suya,
Con el mar.

Somos reyes de un
Océano sin dueño,
Capataces de un pedazo,
Valdio, de sueños.

Pero hoy no cesan las olas
Que refrescan el deseo.
Ahora, somos quienes,
Somos cuando,
Somos como,
Y el amor.

Mañana puede
El aire ir en la contra,
Surtinos de granos de arena.

Disfruta.

La vida es bella.

Nacer.
Sentir,
Creer,
Crecer,
Reir,
Soñar,
Besar.
Madura
Y vive
Y seduce
Y olvida
Y sufre
Y miente.
Morir
O vivir eternamente.

Recorriendo tus labios.

Como un ruiseñor en el verano,

cantando a las horas del sol,

(desde la ventana).

Encerrada entre tus rejas,

cantándote al oído,

buscando compasión.

Como tu ruiseñor en el verano,

como la fruta fresca por tu boca,

esa quiero ser, amor.

Quiero ser el hilo de jugo que cae a tu barbilla,

que recorre tus labios,

que se apodera de ti.

Déjame ser tu sandía,

este verano,

tus besos frescos de noche,

tu brisa de madrugada.

Dejame refrescar tu vida.

Ser algo de ti.

Menos.

Y un anochecer al mes
Me escondo entre las sabanas.
Me pierdo entre palabras
Y me dejo hacer.
Y rodando cuesta abajo
-euforia por mi espina-
No pienso,
No siento,
No sufro.
Pero solo una vez al mes
Esas luces rojas se tornan verde
A mi lujúria.
Luego luces de farola inundan,
Se apoderan de la habitación.
Y
Hasta el mes que viene.

Anónimo.

No quedan luces encendidas,
No hay susurros.
-ni miradas-
Matices,
Los que pintan su cama,
Su ventana,
Un cielo cerrado.
Y dentro del estómago
Algo hasta la boca,
No me deja dormir.
Ya no quedan soles que te abarquen,
Ya no quedan imposibles
Que no cumplas.
No dejas nada
Salvo a ti.

Anónimo.

No quedan luces encendidas,
No hay susurros.
-ni miradas-
Matices,
Los que pintan su cama,
Su ventana,
Un cielo cerrado.
Y dentro del estómago
Algo hasta la boca,
No me deja dormir.
Ya no quedan soles que te abarquen,
Ya no quedan imposibles
Que no cumplas.
No dejas nada
Salvo a ti.

Estallidos.

Intenta salir de mi,
Escaparse de mis entrañas.
Se choca contra mi piel,
Desde dentro.
Al rozar mi piel con las sabanas,
  -desde fuera-
Intenta huir por cada poro de mi piel,
Gritar.
No se bien que sera esto que
Emana de mi cuerpo,
Que se hace constante,
Que se convierte en mi vicio,
Que -hoy- sonríe por mí.